Foca Monje de Hawái

Foca Monje de Hawái

Foca Monje de Hawái

Monachus schauinslandi

Conocida también como foca fraile hawaiana, es una de las especies más amenazadas del mundo junto con su pariente Monachus monachus o foca monje del Mediterráneo.

Anatomía

Después de la muda, son de color gris plateado con tonos crema a lo largo de toda la parte inferior del cuerpo. Las grandes dimensiones del cuerpo hacen que luzcan muy cortas las aletas delanteras. Las crías son negras en su totalidad pero poco a poco van aclarándose conforme llegan a la adultez. Estas también presentan pieles más suaves que las ya maduras.

Ciertos individuos presentan manchones verdosos en distintas partes del cuerpo debido al crecimiento de algas, por lo que esto no forma parte de su coloración original. No tienen capacidad de rotar sus aletas traseras al igual que todos los fócidos y se ayudan de los músculos de su cuerpo para tomar impulso.

Los machos miden 2.1 m de largo con un peso de 140 a 180 kg.

Son animales medianos con machos ligeramente más pequeños que las hembras. Ellos registran 2.1 m de largo con un peso de 140 a 180 kg, mientras ellas alcanzan 2.4 m de longitud y un máximo de 270 kg. Los recién nacidos son de 14 a 18 kg con un metro de la cola a la cabeza.

Distribución y hábitat

Se pueden encontrar todo el año en aguas tropicales. Se localizan específicamente en el centro oriental y al noroeste del océano Pacífico. Viven en medio del océano, por lo que es muy difícil que podamos conocerlas a simple vista.

Su hábitat está conformado por hermosas playas paradisíacas, aguas azules, costas rocosas, arrecifes, bancos de coral y arenas blancas y limpias.

Características de la foca monje de Hawái

Foca monje de Hawái – Monachus schauinslandi

Comportamiento

Tienen comportamientos mayormente solitarios pero llegan a congregarse en pequeños grupos. Los machos presentan mayor agresividad que otras especies de fócidos. No realizan migraciones y dedican gran parte de su tiempo a buscar alimento, el cual es abundante gracias a su ubicación geográfica.

Se comunican mediante vocalizaciones dentro o fuera del agua y las madres son las que tienen mayores vínculos afectivos con sus crías.

Alimentación

Se alimentan de variedades de peces, pulpos pequeños y grandes. Los peces teleósteos son una de sus más frecuentes elecciones. Consumen anguilas marinas, ballestas, lábridos, peces loro, entre muchos otros.

Los machos cazan en horas de la noche y ambos sexos son capaces de realizar inmersiones de hasta 330 m, pero lo más común es que se mantengan en aguas de 90 m de profundidad.

Reproducción

Las focas monjes de Hawái realizan sus apareamientos bajo el agua y las crías nacen tras una gestación de 10 a 11 meses durante cualquier mes del año, pero se dan con mayor frecuencia entre marzo y abril.

El cuidado de la cría demora un mes, tiempo en el que la madre se dedica a alimentarla permaneciendo en tierra en estado de ayuno viviendo de sus reservas de grasa. Pasando este tiempo, retorna al agua y abandona a su cría ya protegida por una capa térmica que le permitirá ingresar al mar y buscar su propio alimento.

Las hembras maduran alrededor de los 5 años de vida y se desconoce este dato en los miembros masculinos.

Amenazas

Estado de conservación: Peligro Crítico.

Como depredadores naturales tenemos a los tiburones tigre (Galeocerdo cuvier) y a los tiburones de Galápagos (Carcharhinus galapagensis), pero no son estos depredadores los responsables de su crítico estado de conservación.

Principalmente el hombre es quien ha provocado un descenso alarmante en las poblaciones de focas monjes de Hawái debido a la captura accidental en redes de pesca y la contaminación hídrica que les impide seguir con su rutina habitual, pero también factores naturales como enfermedades, baja diversidad genética y la agresión masculina hacia las hembras, aumentan la situación impidiendo que los números incrementen de manera exitosa.