Distribución y Hábitat de las Focas

Distribución y Hábitat de las Focas

Distribución y Hábitat de las Focas

Las focas viven en ambos extremos de la Tierra. Podemos encontrarlas tanto en el hemisferio norte como en el hemisferio sur, pero su distribución llega a abarcar puntos del mapa que no esperábamos.

Aunque físicamente son muy parecidas, cada una presenta adaptaciones a su tipo de hábitat y a los cambios climáticos que puedan ocurrir. El tipo de depredadores también es un aspecto importante que varía de acuerdo a su residencia.

Comenzando por el norte, las focas ocupan regiones de países como Canadá, Estados Unidos (incluida Alaska), Groenlandia (perteneciente a Dinamarca), Noruega, Argentina y también algunas islas subantárticas.

Especies como la foca capuchina (Cystophora cristata) es nativa de Islandia, Groenlandia, Canadá, Noruega y los Estados Unidos; sin embargo, algunas de ellas se han observado en lugares totalmente lejanos como Francia, España, Argentina, Puerto Rico y Bahamas.

La foca barbuda (Erignathus barbatus) tiene una distribución ártica y subártica que abarca Noruega, Groenlandia, Rusia, Japón, Islandia, entre otros. Pero se han observado también en Alemania, China, Reino Unido y Holanda, lo que es poco común.

Distribución mundial de las focas.

Elefante marino macho en una costa arenosa.

Si nos vamos al extremo sur nos encontramos con la foca leopardo (Hydrurga leptonyx) quien habita alrededor del continente antártico e islas aledañas, entre las que se encuentran las islas Georgias del sur, islas Sandwich del sur e islas Heard. No obstante, individuos vagabundos se han ubicado en la isla Bouvet, islas Malvinas, Brasil, Chile y Sudáfrica.

La foca cangrejera tiene una gran población de alrededor de más de 50 millones de individuos.

La foca cangrejera (Lobodon carcinophagus) es otra representante del extremo sur de nuestro planeta. Su gran población que se estima en más de 50 millones de individuos; es nativa de la Antártida de manera oficial, pero actualmente se han extendido a una variedad de regiones muy lejanas que sorprenden a los científicos. Se cree que esto tiene relación con la falta de disponibilidad de alimentos que las obliga a emigrar a otras latitudes. Argentina, Australia, Islas Malvinas, Isla Bouvet, Islas Heard y McDonald, Nueva Zelanda, Sudáfrica y Uruguay son también parte de su nuevo hogar.

Las islas Midway cercanas a Hawái, la península de Baja California, Japón, Namibia, Perú, entre otros lugares no muy comunes para los fócidos, albergan elefantes marinos quienes se creían exclusivos de ambientes fríos.

¿Te imaginabas a una foca viviendo en Medio Oriente? Se lee extraño, pero es real; la foca del Caspio (Pusa caspica) se confina en el mar del mismo nombre, es decir, el mar Caspio, localizado entre Europa y Asia y cuya extensión abarca cinco naciones: Irán, Azerbaiyán, Kazajistán, Turkmenistán y Rusia.

El nerpa es el único fócido en el mundo que vive específicamente en aguas dulces.

Si creías que todas las focas eran exclusivas de agua salada, existe una especie que difiere por completo de ello, siendo el único fócido en el mundo que vive específicamente en las aguas dulces del lago Baikal en Siberia, Rusia, durante toda su vida: el nerpa (Pusa sibirica). Subespecies de focas anilladas como Pusa hispida saimensis y Pusa hispida ladogensis también se sumergen en aguas dulces, pero la especie en sí, Pusa hispida, habita aguas saladas.

¿Dónde viven las focas?

Grupo de focas en su hábitat natural.

Se considera un misterio científico el cómo las focas de agua dulce llegaron a esas regiones si se encuentran a cientos de kilómetros de cualquier océano, aunque algunas teorías relacionadas con su historia evolutiva han tratado de resolver

Resulta todo un misterio la ubicación de estas focas aisladas en pequeñas áreas, pues se encuentran a cientos de kilómetros de cualquier océano, y el saber cómo llegaron hasta ahí ha despertado inquietudes que se han plasmado en algunas teorías. Una de ellas tiene relación con la distribución y posición de los continentes hace millones de años.

Algunas de ellas viven rodeadas permanentemente de plataformas de hielo, terrenos cubiertos de nieve, aguas gélidas y fuertes vientos; otras viven en estas condiciones solo una parte del año, mientras que en el resto de los meses se pueden sentir temperaturas más elevadas que dan paso al deshielo y al crecimiento de vida vegetal. También existen focas que la mayor parte del tiempo viven rodeadas de rocas, arena, vegetación baja y hermosas playas soleadas.